IECISA

Crónica de la lucha contra Informática El Corte Inglés

Aunque los textos repartidos en las diversas acciones se han ido adaptando al formato web y difundiendo desde este mismo medio, las personas que integramos la Sección Sindical en IECISA no hemos tenido demasiado tiempo para ir reproduciendo a su vez una crónica de las acciones llevadas a cabo, las cuales no cesarán hasta la readmisión del compañero despedido. Para superar esta deficiencia y agradecer a las personas que solidariamente han participado en el conflicto, queremos realizar un resumen de las acciones de solidaridad llevadas a cabo hasta el momento.

Las protestas empezaron con varios panfleteos en el centro de trabajo del compañero desde el mismo día de su segundo despido, posteriormente a una conciliación negativa por parte de la empresa. El primer texto repartido explicaba las actuaciones de las empresas para tratar de silenciarnos y a su vez informaba escuetamente sobre como detectar una situación de cesión ilegal.

Entrada del centro de trabajoPanfleto repartido

La segunda octavilla repartida en ese centro de trabajo era una denuncia pública de las condiciones laborales, en especial de las “solicitudes” de realizar horas extra no pagadas que son tan habituales, al menos en el grupo Informática El Corte Inglés. En estas ocasiones los representantes de la empresa se personaron y dialogaron con el portavoz de la Sección, pero hasta el momento las empresas (tanto TeamPRO como IECI) se han negado a la readmisión ofreciendo cantidades desorbitadas de dinero.

Segundo panfleteo en el centro de trabajo

Vista la negativa a la readmisión aún a costa de tener que realizar un esfuerzo económico notable, se decidió por parte del sindicato llamar a la utilización de una de las herramientas que más poderosas que disponemos contra una empresa que obtiene la mayor parte de sus beneficios de la venta de artículos de consumo a personas trabajadoras: *el boicot*.

Para empezar a difundir esta herramienta tomamos un mix de las constantes campañas publicitarias del Grupo y la titulamos “Las dos semanas del mORrO”. En las redes la noticia se extendió como la pólvora con un titular que no era nuestro que fue portada en Menéame, del cual tenemos que aclarar que no se pronunció esa frase de boca de ningún jefe de El Corte Inglés ni de Informática El Corte Inglés, sino de TeamPRO, empresa cedente, como indica en el cuerpo del panfleto. Todos los que han trabajado en el Grupo saben que sí hay sindicatos, pero de los que su mayor aliciente a la afiliación son ofertas de viajes y su mayor lucha es a la hora de tapar la política de desigualdad salarial de la empresa. Nuestra oferta, la defensa de la clase trabajadora organizada entre iguales y sin dirigentes, es totalmente contraria tanto a su amansamiento como a su competición fraticida. Que las personas que se ganan la vida con el sudor de su frente se unan contra los que se aprovechan de su necesidad es algo que esta empresa -al igual que todas más o menos velada o abiertamente, ya que es su modelo económico capitalista el que lo implica- no admite.

El lugar elegido para la primera llamada a las acciones de boicot fue muy cerca de la primera tienda de la empresa matriz, en un lugar de confluencia de tres tiendas de El Corte Inglés y un Sfera, también del grupo. Mucha gente se interesó por la situación o se unió a la queja, incluso pudimos hablar con algunas personas que también habían sido trabajadoras de GECI. Obviamente la dirección también se interesó, pero para intentar disolver la manifestación a través de la policía, la cual certificó que se trataba de una actuación sindical amparada por la ley.

Primer panfleteo del boicotbajo la atenta mirada de "los malos"

También en la siguiente ocasión se decidió la misma ubicación. Ésta vez se unió mucha más gente a la protesta, la cual empezaba a calar entre quienes se acercaban por la céntrica calle madrileña de Preciados. Se produjeron múltiples muestras anónimas y organizadas de apoyo, siendo especialmente emotiva la unión a la protesta de personas afectadas por el timo de las preferentes, a las cuales mandamos nuestro más sincero apoyo como trabajadores y trabajadoras víctimas del sistema capitalista.

Segunda visita a la cuna de El Corte InglésLa camiseta de El Corte Bangladesh recuerda la política de la empresa de reducción de costes

Mientras tanto los actos de protesta se han ido extendiendo fuera de Madrid. En Alcorcón se estuvo informando tanto a clientes como personal que estaba trabajando de la situación. En dicha ocasión también acudió la policía bajo la atenta mirada de la dirección, que desistió de permanecer en la puerta al ver que no era posible limpiar “su casa” de sindicalistas.

A la puerta del Hipercor de AlcorcónECI parece que no recuerda que los grises ya pasaron

Las acciones se extendieron también a Granada, donde la afiliación anarcosindical convocó una acción de protesta apoyada por Stop Represión. En dicha ocasión de nuevo se intentó silenciar con la policía, pero también se les recordó que los tiempos de Franco ya pasaron y que las manifestaciones son legales.

Piquete en GranadaInformando a los viandantes

Para poner la guinda al pastel y mostrar a los directivos de El Corte Inglés la potencia del boicot como arma de la clase trabajadora se logró la cancelación de una firma de discos en Salamanca. Miembros del Sindicato de Oficios Varios de dicha localidad acudieron al centro comercial, impidiendo que la empresa se publicitase sin dar a conocer también su “lado oscuro” de represión sindical. Ante la enumeración de las técnicas utilizadas en contra de los derechos laborales, la firma de discos recogió sus bártulos para minimizar la publicidad dada al conflicto.

Compañeros y compañeras de Salamanca repartiendo panfletosComo no, la primera opción de la empresa es intentar silenciar las protestasPero la concentración cumplió su objetivo

Porque lo que queremos es trabajar, no vivir del cuento ni de subvenciones ni de horas sindicales:
¡Hasta la readmisión del compañero despedido!

Más de IECISA

Despidos encubiertos en IECISA (II)

Mientras en la calle se han ido sucediendo diferentes acciones de las que se realizará una crónica a la finalización de las jornadas de boicot, el proceso judicial sigue adelante, con una demanda nueva de despido nulo. […]En cualquier caso lo que no pareció quedar tan claro en la mente de la directiva es que el compañero se niega a aceptar cualquier oferta que no sea la reincorporación inmediata en su puesto de trabajo, con una contratación fija y directa. ver más

Boicot grupo El Corte Inglés: Las dos semanas del mORrO

En estos meses se han ido sucediendo los despropósitos por parte de la empresa con tal de reprimir los derechos de los trabajadores y trabajadoras desde la presentación demanda por parte de nuestro compañero que trabajaba en Informática El Corte Inglés S.A. cedido ilegalmente por una empresa de “consultoría”, y la comunicación de la sección sindical en su centro de trabajo. ver más

Despidos encubiertos en IECISA

El pasado 19 de Mayo nuestros compañeros en IECISA edificio Mirasierra decidieron comunicar a la empresa la creación de la sección sindical de CNT en dicho centro de trabajo. Esto era debido a la demanda presentada por uno de nuestros compañeros por cesión ilegal y a la voluntad de éste de mostrar nuestra alternativa sindical en esta empresa. ver más

¿Qué es la cesión ilegal de trabajadores?

La cesión ilegal de trabajadores, y la subcontratación con la que se intenta camuflar, están tipificadas en los artículos 43 y 42 respectivamente del Estatuto de los Trabajadores. En lenguaje coloquial se podría resumir en una breve frase: «ves a tu empresa sólo en la nómina». ver más

[AGITES] CNT Barcelona se concentra ante la sede de Serikat

El pasado 26 de noviembre varios militantes del SOV de Barcelona se concentraron a las puertas de la sede que la empresa Serikat tiene en la ciudad de Barcelona. Durante aproximadamente una hora y media se permaneció a las puertas de la sede desplegando una pancarta que decia “ Serikat, paga ya“, se repartieron octavillas y se informó por megafonia del conflicto tanto a los ciudadanos que pasaban por alli como a los trabajadores de la propia empresa y del resto del edificio. ver más