La CNT en el sector de empresas informáticas

Dada la singularidad de este sector, creemos que lo primero que debemos hacer es definir que entendemos por trabajadores de empresas de servicios informáticos y telecomunicaciones, cual es nuestro sector y que problemática tiene.

Entendemos por trabajadores de estas empresas a aquellos que -independientemente de su profesión- desarrollan su actividad principal y diaria en una empresa que produce:

  • Hardware o software
  • Servicios informáticos de mantenimiento, reparación y equipamiento
  • Gestión y administración de redes
  • Programación y diseño web
  • Empresas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación)
  • Telefonía, equipos de comunicación de voz y datos, radio, video conferencia, etc.

Veréis que hacemos énfasis en la producción de la empresa y no en el oficio del trabajador. Esto es así porque en CNT nos organizamos por ramos de producción y no de oficio. Lo que quiere decir que, por ejemplo, los trabajadores contratados por una empresa informática (pongamos una consultora) y cedidos a un banco, deberán organizarse junto a los compañeros de banca. Asimismo, un trabajador que realice labores de contabilidad en una empresa cuya función sea el desarrollo de software, se organizará en el ramo de la informática. Creemos de especial importancia aclarar este punto dado que no disponemos de un convenio propio y que además muchas de las empresas de este sector son en realidad ETTs encubiertas.

Situación actual del Sector

El sector de la informática es de reciente creación y es un sector que para la patronal siempre ha resultado muy lucrativo. Durante la época de las .COM se necesitaban informáticos por doquier y se ofrecían sueldos altísimos a cualquiera que tuviese unos mínimos conocimientos. La patronal gastaba dinero como si nunca se fuese a acabar pensando que recuperarían ingentes beneficios y venderían sus empresas hechas de humo por millones.

Después de aquello la burbuja reventó y hubo unos cuantos años de extrema precariedad, pero aun quedó en la mente colectiva que un informático trabaja poco y gana mucho dinero. Es por ello que mucha gente decidió orientarse hacia este sector.

A día de hoy el sector está altamente polarizado en lo que a sueldos se refiere, habiendo un extremo con sueldos bastante altos comparados con el resto de la clase obrera y el otro con sueldos rozando o incluso por debajo del convenio colectivo que aplique, dado que no se dispone de un convenio propio.

La inmensa mayoría de empresas en el sector a día de hoy son ETTs encubiertas y sus beneficios vienen en su mayor parte de la cesión ilegal de trabajadores. Los contratos más comunes, son los de obra y servicio y la forma más sencilla de mejorar las condiciones laborales o aumentar el sueldo, es el cambio de empresa. Debido a esto, los sindicatos no tienen mucha presencia y los trabajadores no tienen mucho interés en sindicarse. Después de todo, ¿para que luchar por mejorar las condiciones en una empresa de la que te irás en 6 meses?. La nula presencia sindical hace que la patronal se mueva con total impunidad y que los trabajadores desconozcan totalmente sus derechos. Lo cual fomenta cosas como las horas extra obligatorias y no remuneradas, jornadas interminables, falta de convenio colectivo propio, indefensión general, etc.

Ante está situación de indefensión la única posibilidad que los trabajadores suelen concebir y de la que se habla ampliamente es de los colegios profesionales. Este tipo de organizaciones buscan regular el ejercicio de la informática exigiendo la titulación para ejercer como informático y perseguir a los “intrusos” impidiendo que puedan trabajar en el sector.

Nosotros estamos claramente en contra de los colegios informáticos porque consideramos que aunque pueda beneficiar a unos pocos, la mayoría de trabajadores del sector nos veremos aun más separados de nuestros compañeros. No basta con estar cada uno en una contrata diferente con condiciones diferentes, ahora quieren que además nos peleemos por lo que hemos estudiado, y por si estamos o no deacuerdo en pasar por la caja del colegio de turno.

Los colegios y la regulación de la profesión nos traerán también perlas como la responsabilidad legal de los proyectos que firmemos. Piensalo friamente… ¿De verdad firmarías la mayoría de proyectos que has hecho? Quizá ganes algún euro más, pero ¿merece la pena el riesgo legal que implicaría?

Sobre las condiciones laborales, basta ver las guardias de más de 24h seguidas que hacen los médicos para darnos cuenta que un colegio no mejorará nada. La mejora de nuestras condiciones pasa por el reconocimiento de los compañeros con los que trabajamos como iguales y por la lucha común y conjunta de todos nosotros. Mientras sigamos viendo al de al lado como el responsable de nuestro bajo sueldo o nuestras horas extra, en vez de asumir que tu compañero está tan jodido como tú y que el que se beneficia es el dueño de tu empresa, no habrá mejora posible.

Desde la sección de informática de la CNT en Madrid creemos que para poder vivir dignamente, sin jornadas interminables, y ofrecer un software de calidad un buen comienzo sería:

  1. Reconocer a tus compañeros como iguales independientemente de sus estudios o sueldo actual.

    Todos trabajamos mano a mano y debemos luchar conjuntamente por nuestros intereses comunes. Sin intermediarios y sin dejar que nadie nos represente. ¿Quién mejor que tú sabe lo que es bueno para ti?

  2. Acabar con la cesión ilegal.

    Este es el principal motivo de que la mayoría del empleo no sea estable, y por tanto, nadie quiera luchar por él. Un empleo que dura 6 meses no es un empleo por el que luchar. El comienzo de la lucha pasa por un empleo estable para todos y por acabar con la temporalidad y subcontratación.

  3. Fin a las horas extra obligatorias.

    Si hay exceso de trabajo es necesario contratar a más gente, no trabajar más. Si no llegamos a final de mes no hay que hacer horas extra, hay que pedir un sueldo digno que nos permita vivir y disfrutar de esta vida. ¿Que sentido tiene ganar mucho dinero cuando no tienes tiempo para disfrutarlo?. Además, es claramente insolidario y estúpido que no se deje trabajar a 5 millones de personas y tú decidas trabajar por 2 con el sueldo de 1.

  4. Fin a las “subidas” salariales al 0%.

    Actualmente nos meten muchos conceptos salariales en pluses absorbibles. Esto significa que a final de año la vida sube y nuestros sueldos no. Nos aplican una subida del IPC en el salario base que queda “absorvida” en algún otro plus como puedan ser mejora voluntaria o dietas. Creemos que es necesario que los pluses no sean absorvibles y por tanto, que nuestro salario suba como mínimo el IPC. Ya nos roban suficiente durante todo el año como para dejarnos robar más.

  5. Convenio propio del sector.

    Actualmente la mayoría del sector se engloba en tres convenios principalmente: Oficinas y despachos, Metal y el convenio de empresas consultoras. A cual peor. Es necesario un convenio propio que defina nuestro sector acorde a la realidad actual. No queremos que el convenio sea otro punto de división entre nosotros, sino un punto de unión.

  6. Guardias opcionales.

    Debido a la importancia de mantener todo funcionando y los problemas que genera una perdida de servicio muchos compañeros nos vemos obligados a hacer guardias para asegurar el correcto funcionamiento de las infraestructuras que mantenemos. Es por ello que desde CNT creemos que toda guardia, al igual que las horas extra, deben ser opcionales y que la última palabra debe tenerla el trabajador.

  7. Bajas completas.

    Debido a los trapicheos de las empresas y a que en muchas ocasiones hay una gran diferencia entre el salario base y el salario con todos sus pluses, consideramos imprescindible el derecho a ponernos enfermos. Para ello la única forma de garantizarlo es que se cobre el 100% estando de baja, incluyendo todos los pluses. De lo contrario el daño económico será tan grande, que no podrás si quiera recuperarte adecuadamente y estarás más preocupado de volver al trabajo para pagar las facturas, que de tu recuperación.

  8. Rechazo completo y frontal a colegios profesionales.

    Tal como explicamos previamente toda organización que busque la división de los trabajadores en vez de su unión es contraria a nuestros intereses de clase, y por tanto, no podemos mas que rechazarla con todas nuestras fuerzas. No os dejéis engañar por supuestas mejoras. Cada vez que os hablen de colegios y sus virtudes, recordad las guardias de 24 o 36 horas que hacen actualmente los médicos.

Ahora que ya hemos expuesto la problemática del sector, así como un conjunto de soluciones solo falta decir como creemos que es posible llegar a ellas. Desde CNT creemos que no hay mediación posible y que la acción directa es la mejor arma que tenemos. Esto significa que debes mirar al compañero que tienes al lado y reconocer en él tus problemas. Darte cuenta de que son comunes y de que tenéis que luchar juntos.

Desde el fondo se escucha a alguien decir… ¡Pero es que mis compañeros tienen miedo y no hacen más que quejarse y a la hora de la verdad no quieren mojarse el culo!. Pues sí compañero. Hay mucha gente así, pero si tu estas preocupado por tus intereses, tienes dos opciones: la primera es sumarte al grupo de quejicas que nada conseguirán y la segunda es sumarte al grupo de gente que está dispuesta a hacer algo, y entre los que estamos, trabajar juntos por nuestros objetivos comunes. Nosotros somos del segundo grupo. Si estas cansado de que se rían de ti, vente con nosotros a luchar. Deja de llorar y actúa.

Sin liberados.

Sin subvenciones.

Asamblearismo y acción directa.

CNT – AIT

www.stsi-madrid.org