Apoyo a las okupaciones

En la mañana de hoy 20 de agosto, la policía nacional ha desalojado finalmente el Centro Social Okupado (CSO) La Traba, que desde hace ya siete años se ubicaba en el madrileño barrio de Arganzuela. Este desalojo se produce tras varios intentos repelidos por la presión popular y con una actuación “por la espalda” sin aviso previo.

La demolición de La Traba se circunscribe en la presión cada vez mayor que los espacios okupados y liberados, ya sean de uso como vivienda o bien como centro social, vienen sufriendo de las administraciones del estado, que han marcado el objetivo de demostrar que no vamos a poder desarrollar alternativa alguna fuera de su sistema.

Desde el Sindicato de Telecomunicaciones y Servicios Informáticos (STSI) de Madrid de la CNT-AIT, rechazamos de pleno este desalojo, todos los que ya se han llevado a cabo así como el asedio creciente que otros espacios y okupaciones están sufriendo.

Toda esta escalada represiva emprendida por el estado y sus administraciones tiene una doble finalidad:

  • “Controlar” el ocio, la cultura, el deporte y nuestras relaciones sociales para que no salgan fuera de su sistema de consumo desmedido.
  • Ayudar a sus colegas especuladores y capitalistas en sus intenciones de enriquecerse a toda costa.

Son justamente esos dos propósitos los que convierten a estos espacios en lugares tan importantes que defender desde el anticapitalismo. Recuperar edificios para darles un uso social, liberar bloques para facilitar el acceso a una vivienda digna u okupar solares para convertirlos en áreas de esparcimiento, son actos básicos y primordiales si deseamos acabar de una vez con este sistema caótico, cruel, injusto y despótico. La okupación y la reconversión de dichos espacios es, en definitiva, un pilar más de la lucha contra las políticas anti-humanas que el liberalismo, desde su ámbito político y financiero, está llevando a cabo en este país.

Ahora ya no es tiempo de halagos hacia La Traba, reconocida más que de sobra su labor no sólo en el barrio sino en toda la ciudad, ni tampoco tiempo de lamentos, sino de apoyo total al movimiento okupa madrileño y a todos y todas las personas que están implicadas en esta lucha de socialización.

Apoyamos también a todos y todas las compañeras de la C.N.T. que desde Zaragoza, Madrid, Córdoba, etc. liberan espacios reclamando el P.S.A. (Patrimonio Sindical Acumulado), habilitan ateneos o ayudan en okupaciones de colegios abandonados.

Por último, queremos también hacer un llamamiento a la conciencia de los y las trabajadoras de la empresa Construcciones Arribas Gozalo S.A., encargada final de la demolición de La Traba, así como a todas las personas que colaboran directamente en los desalojos y demoliciones de viviendas y centros sociales. Cada acción tiene su parte de responsabilidad en esta injusticia. Desde todos los sindicatos de la C.N.T. siempre nos solidarizaremos y ofreceremos toda la ayuda posible en cada acto de objeción de conciencia contra la orden de desalojar o demoler un edificio con uso real, ya sea social o de vivienda.

 

¡NINGÚN DESALOJO SIN RESPUESTA!

SINDICATO DE TELECOMUNICACIONES Y SERVICIOS INFORMÁTICOS (STSI) DE MADRID

CNT-AIT

[email] informatica.madrid@cnt.es

[web] www.stsi-madrid.org

[twitter] @cntmadridinform