Conflicto Isban-Banco Santander: Entrevista con las trabajadoras en lucha en Madrid

Próxima convocatoria de acciones coordinadas:
Jueves 12 de diciembre: Jornada de lucha internacional.
Más información:
http://www.stsi-madrid.org/seccion/isban
#KOalSantander

A iniciativa de la publicación catalana “Setmanari Directa“, las trabajadoras responden a una serie de preguntas sobre el conflicto mantenido entre el anarcosindicato y las empresas Banco Santander, Isban y Panel Sistemas.

Lee aquí la entrevista completa en castellano.

 


¿Cuándo y cómo se crea vuestra sección sindical?

La sección sindical de la CNT-AIT en Isban (Grupo Santander) y Panel Sistemas se constituye el viernes 16 de agosto de 2013. El lunes 19 de agosto se hace pública su creación con un primer reparto de propaganda en el centro de trabajo, informando de todas las irregularidades detectadas en Isban y de las reivindicaciones de la sección.

Optamos por la creación de la sección sindical en ambas empresas en paralelo puesto que, aunque trabajamos para Isban en su centro de trabajo, con su material y siguiendo órdenes de su directiva, la empresa que nos paga y nos mantiene contratadas es Panel Sistemas.

El mismo día que constituimos la sección sindical, denunciamos a ambas empresas ante la inspección de trabajo por cesión ilegal de trabajadores.

Militantes de la CNT trabajando en Isban como personal “externo”, con el apoyo de las compañeras de la Sección de Telecomunicaciones y Servicios Informáticos, son las que constituyen la sección y denuncian públicamente la explotación e irregularidades que sufren en el trabajo.

¿Cuáles han sido las respuestas del banco santander a la campaña?

La respuesta de la directiva del banco es inmediata: Isban convoca una reunión con todos sus proveedores, las decenas de empresas “cárnicas” como Panel Sistemas que le ceden trabajadoras, para dar directrices sobre cómo actuar ante nuestras acciones y evitar que más compañeras se movilicen.

Es importante señalar que Isban, como empresa de servicios informáticos perteneciente al Grupo Santander, ejerce un control absoluto sobre las empresas proveedoras, puesto que es quien proporciona los recursos económicos y dictamina la forma en la que se gestiona esta pantomima. Las empresas “cárnicas” aceptan a pies juntillas sus órdenes, pues saben que cualquier divergencia provocaría la pérdida de este importante “cliente”.

El viernes 30 de agosto, menos de dos semanas después de hacer públicas nuestras reivindicaciones, recibimos la noticia del cese del delegado de la sección en su puesto de trabajo. Panel Sistemas informa al compañero de que comienza un nuevo proyecto estratégico en la empresa, que será desarrollado en las instalaciones que la “cárnica” mantiene en Madrid, lejos de los centros de trabajo de Isban.

Tras este eufemismo del “cambio de proyecto” se esconde un despido encubierto en represalia por nuestra actividad sindical. Isban ordena a Panel Sistemas y a cualquier otra empresa “cárnica” mantener lejos de sus centros de trabajo a cualquier trabajador conflictivo.

Las tres partes implicadas en este conflicto (Panel Sistemas, Isban y Banco Santander) han mostrado el desprecio más absoluto por la actividad sindical y, por lo tanto, por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras.

Pese a nuestras reiteradas peticiones, la directiva de Isban no nos ha concedido ninguna audiencia. Ni siquiera han contestado a ninguna de nuestras comunicaciones (en persona, mediante envío de e-mails y burofax).

Panel Sistemas se ha limitado a concedernos algunas reuniones para tratar de convencernos de la legalidad de su proceder y de que el banco no ha tenido nada que ver en esto. Sin embargo, en el momento de escribir estas líneas (noviembre de 2013), el delegado de la sección sigue sin tener un proyecto real asignado. En su lugar, se le encargan tareas de documentación improductivas y sin apenas relevancia, que tienen muy poco que ver con sus conocimientos técnicos y con su trayectoria en la empresa.

En realidad no esperábamos otra reacción de estas empresas, que se caracterizan por la vulneración continua y flagrante de los derechos laborales y las condiciones de los trabajadores. Es, digamoslo así, una muesca más que añadir a su largo y triste historial de pisoteos a la clase trabajadora.

¿Cómo continúa la campaña de banco santander?

Nuestras reivindicaciones son bien acogidas entre nuestras compañeras de trabajo y comenzamos a recibir muestras de apoyo desde el momento en que hacemos pública la creación de la sección sindical.

Sin embargo, el miedo evita que nuestra sección crezca, pues la cesión de mano de obra mantiene al grueso de la plantilla de Isban en una situación de precariedad absoluta. Cerca de 10.000 trabajadoras en todo el mundo se encuentran en situación ilegal, y el despido encubierto del delegado acrecienta la sensación de que cualquier día puedes irte a la calle si no aceptas sus condiciones sin rechistar.

Estamos tratando de hacerle ver a nuestras compañeras que nuestras acciones no han supuesto la pérdida de ingresos económicos, pues la empresa “cárnica” Panel Sistemas se ve obligada a mantener en nómina a nuestro delegado para no evidenciar la represalia.

Además, estamos firmemente convencidas de que vamos a ganar el conflicto. Esto supondría la readmisión del compañero en Isban y el reconocimiento de la antigüedad y salarios no percibidos durante todo este tiempo. Y, lo que es más importante, tendríamos libertad para desempeñar actividades sindicales en el grupo Santander sin ser represaliadas de nuevo, o al menos sin ser represaliadas de una forma tan descarada.

Desde que se produjo el despido, toda la CNT se ha volcado con la campaña por la readmisión del compañero y en contra de la cesión ilegal de trabajadores.

Además se están denunciando otras tropelías cometidas por Botín y compañía como el proceso de ERE encubierto, la continua evasión de impuestos, la compra irregular de bancos como Banesto o Totta, el hundimiento y posterior rescate de Bankia, el pago de indemnizaciones millonarias a directivos, el caso de las cuentas suizas de la familia Botín, la venta de hipotecas basura y préstamos impagables, los desahucios, el cobro de intereses abusivos, los negocios turbios con universidades, la participación en empresas de armamento o la gestión financiera del infame sistema penitenciario español.

Como véis, una larga lista de crímenes de los que hasta ahora han conseguido salir impunes.

Estamos iniciando una nueva etapa en este conflicto, que está marcada principalmente por el acoso que el delegado sindical de la CNT está sufriendo en la empresa contratista (Panel Sistemas), donde Isban le ha “recluido”. Vamos a seguir movilizándonos en jornadas de acción coordinada regionales, confederales e internacionales, contra los intereses de Panel Sistemas, de Isban y del grupo Santander, empresa matriz de Isban.

Hemos fijado los meses de noviembre y diciembre para una segunda fase de acciones y, si el conflicto continúa, repensaremos nuestra estrategia para acelerar el desenlace.

El pasado 28 de octubre realizábamos una nueva jornada de movilizaciones a nivel regional en todo el centro de la península. Las siguientes acciones coordinadas tendrán lugar los días 14 de noviembre (a nivel confederal) y 12 de diciembre (a nivel internacional).

¿Cómo se valora la respuesta a nivel internacional y los actos de solidaridad que se han llevado a cabo durante el día 1 de octubre, así como antes y después de esta fecha?

Para poder valorar la respuesta que se ha desarrollado, su dimensión y el escenario que se le ha dado, hay que tener en cuenta una serie de factores.

Por un lado, la base del proceder anarcosindicalista ante un conflicto es el Apoyo Mútuo, que no es sólo inherente al propio ideario sino también al proceder de cualquier organización o sindicato que abrace esta corriente.

Otro factor que cabe destacar es que la empresa que ha provocado el conflicto ha sido Isban, cuya matriz es el grupo Santander, multinacional que dispone de oficinas en diversos países y que por lo tanto ha posibilitado desarrollar acciones en todo el globo.

Recordemos que la CNT no es más que una de las secciones de la AIT, la Internacional de sindicatos anarquistas federados entre sí en un pacto solidario, que cuenta con presencia en diversos lugares del planeta.

Por último, se da el factor de que el principal detonante del conflicto ha sido el de la cesión ilegal de trabajadores, uno de los eslabones de lucha más importantes en el ramo de las telecomunicaciones y los servicios informáticos, junto con los horarios abusivos y la vulneración de las condiciones de contrato.

Sumando todos estos factores podemos asegurar, sin ninguna duda, que la respuesta ha sido clara y contundente.

Antes del 1º de octubre ya se desarrollaron múltiples acciones por todo el globo, que terminaron desenvocando en las movilizaciones de la Jornada de Acción Internacional, contando con la participación de anarcosindicalistas de lugares como Brasil, Polonia, Inglaterra, Uruguay, Noruega, Portugal, Alemania, Rusia y Francia.

El seguimiento y las movilizaciones han sido especialmente importantes en las localidades del ámbito estatal donde la CNT cuenta con mayor implantación. La lista es interminable y sigue en aumento, pero podríamos destacar las acciones de Salamanca, Ciudad Rodrigo, Barcelona, Madrid, Villaverde, Zaragoza, Málaga, León, Valladolid, Compostela, Gijón, Alicante, Jaén, Cádiz, Aranjuez, Santander, A Coruña, Jerez, Oviedo, Guadalajara, Pilar de la Horadada, Tarragona, Aranda de Duero, Candás, Donostia, Granada, Toledo, Vigo, Pineda de Mar, La Costera-Vall d’Albaida…

Además de realizar concentraciones de protesta, ocupación simbólica de sucursales, e infinidad de acciones coordinadas, también estamos llevando a cabo una importante labor de difusión del conflicto mediante el reparto de octavillas en los centros de trabajo, la elaboración de artículos informativos, y la celebración de charlas informativas sobre la cesión ilegal de trabajadores y el conflicto mantenido con el banco.

También mantenemos abierta la vía judicial pues, aunque nuestro sindicato defiende la acción directa como herramienta de lucha, somos conscientes de que debemos atacar en todos los frentes. Las abogadas del sindicato han interpuesto sendas demandas por cesión ilegal y por las represalias sufridas por el delegado de nuestra sección.

En definitiva, toda esta serie de acciones, incluyendo la Jornada de Acción Internacional del 1º de octubre, han servido para demostrar que la clase trabajadora, organizada entre iguales, es capaz de contestar ante cualquier agresión de forma unitaria a lo largo y ancho del planeta. Se está demostrando que el internacionalismo de la AIT sigue hoy siendo tan válido como en el siglo XIX, y que si aún no hemos cambiado el mundo por completo es porque no contamos con todas las fuerzas que quisiéramos.

¿Cómo está la situación en el sector de las telecomunicaciones e informática (precariedad, subcontratación,…)?

En el ramo de las telecomunicaciones y los servicios informáticos se adolece de una conciencia de clase que provoque respuestas masivas y contundentes de los trabajadores y las trabajadoras a las agresiones de los empresarios y el gobierno. En el fondo, es uno de los sectores que se está salvando de la quema general, y nuestros compañeros prefieren bajar la cabeza y tragar antes que mostrar solidaridad o involucrarse en sus propios problemas.

Esta situación es un arma de doble filo que está usando muy bien la patronal del sector y la dirección de las empresas. Están mostrando a las plantillas la desolación que hay alrededor para imponer aquello del “mal menor”, que no es otra cosa que un engaño cuando examinas las cuentas y el estilo de vida que siguen los directivos.

En definitiva, la desmovilización y desorganización es absoluta, y así resulta muy sencillo a los empresarios seguir imponiendo sus reglas de forma unilateral. Nos encontramos en este ramo con varios problemas fundamentales: largas jornadas laborales con horas extras sin pagar, cadena de subcontrataciones que roza lo surrealista, cesiones ilegales y un nulo desarrollo laboral y personal.

Y por último también vienen siendo destacables en los últimos años las condiciones que se encuentran los trabajadores y las trabajadoras desplazados por motivos de proyecto en otros países. Las empresas españolas se han lanzado como buitres a implantar sus proyectos en países subdesarrollados, y ello está llevando a una degradación extrema de las condiciones económicas, de seguridad y salud de sus empleados. Mientras se están produciendo accidentes sin atención sanitaria o la degradación de la salubridad llega a ser extrema, las directivas de las empresas miran a otro lado, más preocupadas por el botín que van a llevarse que por el trabajo en sí.

¿Que otras acciones se estan haciendo desde telecomunicaciones y servicios informáticos u otros conflictos laborales concretos?

Con anterioridad al verano estuvimos centrados en el último ERE que se produjo en Capgemini, llamando a la movilización y organización de los trabajadores como único método para detener el expediente de regulación. Finalmente todo desembocó, como habitualmente, en problemas entre el comité, los sindicatos delegacionistas y los trabajadores, y la empresa terminó saliendose con la suya.

Otro conflicto que mantenemos abierto es el de Biblioteca Nacional, con cesión ilegal de empresas contratistas de nuestro ramo como Indra y Castor-Informática. Desde hace más de tres años se llevan produciendo multitud de acciones, conferencias, etc., difundiendo el “secuestro” de nuestras compañeras Marta, Begoña y Sara en las oficinas de Indra, y el despido de las compañeras de Castor Informática, Aurora y Raquel. Así mismo, se viene exigiendo la readmisión de todas ellas en su puesto de trabajo en la Biblioteca Nacional. Y, paralelamente, estamos denunciando el expolio, a modo de externalización, que está llevando a cabo la Biblioteca Nacional con el desvío de más del 40% del dinero público a empresas privadas mediante la fórmula de la subcontratación. En la BNE, la cesión ilegal afecta a más de 400 trabajadores externos de una plantilla que no alcanza los 1000 trabajadores.

En paralelo, también hemos iniciado conflicto el pasado 30 de septiembre con la empresa Ydilo por el despido improcedente de nuestro compañero Víctor y otros ocho trabajadores, a los que no se les quiere pagar lo que se les debe.

Por último también estamos sumergidos en actividad social entre lo que cabe destacar una serie de talleres desarrollados el pasado mes de agosto para iniciación a entornos web así como una charla sobre la represión en los medios digitales y la respuesta que se puede dar.

¿Qué previsión de duración hay para el conflicto y qué futuras acciones podrían surgir si la cosa no se resuelve satisfactoriamente con la readmisión?

Como decíamos, hemos decidido en asamblea entrar en una nueva fase de movilizaciones contra Panel Sistemas, Isban y Banco Santander. Durante los meses de noviembre y diciembre vamos a seguir desarrollando la difusión del conflicto, además de preparar concentraciones y otras acciones de protesta que seguro van a seguir soliviantando a estos caciques.
Vamos a lanzar jornadas de acción similares a las que ya hemos desarrollado tanto a nivel regional, como confederal e internacional. Una respuesta común y fuerte, aireando las penurias que sufren los trabajadores y las trabajadores de Isban es, sin duda, la mejor forma de denuncia.

Si el conflicto se alarga en el tiempo debatiremos entre todas nuevas formas de acción, que puedan desembocar en una rápida solución.

Queremos agradecer por último vuestro interés para con este conflicto y, en general, con la Sección de Telecomunicaciones y Servicios Informáticos (STSI) de la CNT-AIT de Madrid, así como la difusión y denuncia que del mismo estáis llevando a cabo.

SOLIDARIDAD CONTRA BANCO SANTANDER-ISBAN
¡READMISIÓN COMPAÑERO DESPEDIDO!
Sección de Telecomunicaciones y Servicios Informáticos
CNT-AIT Madrid
http://www.stsi-madrid.org
isban[arroba]cnt.es