#loQueremosTodo

La alarma suena, en el mejor de los casos, a las 6:20h, y después de una ducha en la que apenas sentimos nada, nos tragamos, literalmente, un café caliente. Tarjeta identificativa de la empresa en el bolsillo. Abono transportes de 63,70€ mensuales en el otro bolsillo. Llaves, un par de piezas de fruta y el teléfono móvil en la bolsa.

Pasamos el torno cancelador del metro, instalado en un vestíbulo que gobiernan máquinas espendedoras automáticas, cámaras y domos de vigilancia y armarios de servomecanismos. En el andén esperamos unos 7 minutos hasta que llega el convoy, que a esas horas todavía tiene el espacio suficiente como para “colarnos” en él. El trayecto lo hacemos con los cascos puestos, pero con los ojos medio cerrados; a esas horas no damos para más.

En 45 minutos estamos en la puerta del edificio en el que trabajamos, presentando nuestra identificación al vigilante de seguridad cuyos ojos hinchados le delatan. Nos devuelve un “buenos días” más propio de un autómata que de un ser humano. Apretamos el botón de encendido en el Lenovo que nos ha colocado la empresa, nos logueamos y vamos a meter 30 céntimos de euro en la máquina de vending para tomar un café largo sin azúcar.

Y, después, a picar código para los nuevos parquímetros que ha instalado el Ayuntamiento de Madrid. Ocho horas picando…o escribiendo correos absurdos a nuestros colegas o pensando en los planes del fin de semana.

Todo igual que ayer y todo igual que mañana. Trabajando para que otros se enriquezcan. Trabajando sin poder decidir sobre nuestras tareas. Trabajando por un salario de mierda para comprarnos cosas de mierda y para sustentar un sistema de mierda. Formando parte de algo que, en definitiva, nosotros no hemos elegido y que nos han impuesto por ser el “menos malo de los sistemas posibles”…Ya, claro…

Y la única vida que vamos a disfrutar se va escapando, así, día tras día, entre la rutina y miseria, mientras nos venden humo, nos roban y nos engañan.

CNT capitalismo lo queremos todo

Pero el problema, su problema, es que ya no nos conformamos con poner la tele y saciarnos de basura. Ya no nos sirve solamente con tomar unas cañas “abrigados” por los amigos. Ya no nos basta con desfogarnos a ritmo de guitarras y bailes los viernes y sábados.

Ahora el problema, su problema, es que hemos tomado las riendas y exigimos lo que es nuestro. Lo que es de todos.

Hemos tomado la iniciativa, hemos abandonado la queja contínua, inócua y cómplice desde el sofá o las redes sociales y hemos decidido de una vez acabar con esta crueldad.

Y es que ya no hay vuelta atrás: lo queremos todo.

¡LO QUEREMOS TODO, LO QUEREMOS AHORA!!

SINDICATO DE TELECOMUNICACIONES Y SERVICIOS INFORMÁTICOS (STSI)

CNT-AIT DE MADRID

[web]: www.stsi-madrid.org

[email]: informatica.madrid@cnt.es

[twitter]: @cntmadridinform